LAS CLAVES DEL APRENDIZAJE BASADO EN PROYECTOS

El PBL (de sus siglas en inglés Project-based learning) o aprendizaje basado en proyectos es un método de enseñanza que propone convertir al alumno en el protagonista permitiéndole seleccionar los temas que desea estudiar y su metodología de trabajo, el docente se encarga de ser la guía y supervisor.

Ejemplo: En lugar de leer sobre las estadísticas de la ciudad para sociales, puede analizar las necesidades de ésta a través de las propuestas de los distintos candidatos que se lanzaron en el último periodo electivo.

Cuando el estudiante comprende el valor real del conocimiento, le permite usar la información obtenida en lo práctico. De esta forma se desarrolla habilidades sociales como el trabajo colaborativo, la crítica constructiva y la toma de decisiones.

Respecto a su implementación, los especialistas señalan los siguientes pasos:

  1. Seleccione el tema, plantee una pregunta guía y detecte el conocimiento previo al respecto.
  2. Defina los objetivos de aprendizaje y el producto final: Un informe, una investigación o una presentación.
  3. Forme equipos de trabajo.
  4. Organice los equipos y designe tareas y elabore un calendario de tareas.
  5. Busquen y recopilen información necesaria.
  6. Analicen y sinteticen la información.
  7. Desarrollen el producto final.
  8. Que presenten y defiendan su proyecto.
  9. Saque una reflexión y elaboren una conclusión colectiva final.
  10. Evalúen la experiencia y los resultados.

Redactado con base en el artículo: “Conocé las claves del aprendizaje basado en proyectos” de Universia Argentina.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *