¿Qué nos deja educa digital?

Publicación de la Revista Semana Educación

Colombia tiene el desafío de incentivar el uso de la tecnología desde la educación, pero para lograrlo, hay que hacer uso de todas las estrategias disponibles y superar los miedos.

Las nuevas generaciones tienen que revertir un vacío que han dejado sus padres y abuelos, que prefirieron estudiar derecho, economía, administración, medicina y no carreras relacionadas con las TIC. Solo así el país podrá adaptarse a los desafíos del siglo XXI, con jóvenes formados en los nuevos usos de la información, para que adquieran las habilidades necesarias para un mundo que se transforma cada año con mayor rapidez. Así lo sostuvo David Perkins, profesor de educación de la Universidad de Harvard.

“Tenemos el reto de que cada vez más jóvenes estudien ingenierías de sistemas, hagan carreras técnicas y tecnológicas” según lo afirmó David Luna, Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MINTIC). Para lograrlo, afirmó Luna, el Gobierno Nacional ha ofrecido becas en universidades públicas y privadas, para incentivar las carreras relacionadas con la tecnología. Además, MinTic y el Ministerio de Educación Nacional (MEN) se han esforzado por incentivar el uso de la tecnología desde las aulas, con programas como Computadores para Educar, para llevar no sólo los dispositivos a los colegios, sino también contenidos pedagógicos. En ese contexto, durante el 10 y el 11 de noviembre, en Educa Digital 2016, los talleres y las conferencias invitaron a los maestros a cambiar esta tendencia con la tecnología y los juegos, para superar los miedos.

El aprendizaje con los juegos

El juego y la tecnología pueden facilitar el aprendizaje, porque el primer acercamiento de los niños a los computadores y tabletas es lúdico. Precisamente por eso, Educa Digital escogió el juego como un eje central del evento. Los talleres y las conferencias expusieron estrategias y los aspectos positivos de las TIC, para que los profesores aprovechen el interés de los niños y así los puedan enganchar en sus áreas del conocimiento, según lo sostuvo María Fernanda González, subdirectora de formación de Computadores para Educar.

“Un problema que tenemos hoy es que los niños y jóvenes están muy dispersos y se enganchan poco con los contenidos de clase”, según lo afirmó Fernando Bedoya, director de Computadores para Educar. Para muchos estudiantes ir al colegio es una rutina y para muchos otros, las clases se vuelven eternas y solo asisten porque es una obligación. Entonces, la tecnología es una estrategia para engancharlos, animarlos a conocer, sin que se den cuenta que están aprendiendo.

Además, González agregó que “el juego es un elemento didáctico que promueve el aprendizaje”, sin embargo, no se trata simplemente de jugar por jugar. Carlos Lugo, jefe de oficina innovación del MEN, le aclaró a la audiencia que no cualquier juego virtual es útil para el aprendizaje: “es necesario que haya sido pensado para incentivar las habilidades y competencias”.

Por ejemplo, según sostuvo David Luna, los videojuegos pueden incentivar las competencias, como la concentración, la motivación, la imaginación digital, la secuencia lógica, el cumplimiento de retos y la curiosidad tecnológica.

Un ejemplo, es <<Scratch>>, un Software con el que los estudiantes puede armar historietas, a partir de bloques de programación, con el objetivo de promover sus habilidades de lectoescritura. Otro caso es el de <<Colombia 2025>>, un programa del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, que sirve para concientizar sobre el cambio climático, para que los niños y jóvenes sean responsables con la naturaleza. Estos son solo algunos casos, entre muchos más. Sin embargo, lo importante es darle sentido a la tecnología, un sentido pedagógico. “El objetivo no es la tecnología en sí, sino la tecnología para educar”, afirmó González.

El juego no es un fin: los maestros tienen que explorar las herramientas tecnológicas, aprender a usarlas, adaptarlas a los diferentes niveles de aprendizaje e investigar cómo las TIC pueden mejorar las experiencias pedagógicas. Es importante que los maestros empiecen a crear estrategias y a desarrollar sus propias ideas, que se adapten a los contextos y las dinámicas de cada aula. “Puedes tener el mejor contenido, pero si no crean una experiencia de aprendizaje, no tiene sentido” afirmó Bedoya.

Superar los miedos

Los conferencistas del gobierno nacional, municipal y departamental estuvieron de acuerdo en que es necesario que los padres, los maestros y los funcionarios de la educación, superen el miedo a usar la tecnología en el aula. Las secretarías de educación, los rectores y algunos profesores a veces han sido renuentes a usar los dispositivos electrónicos. Por ejemplo, según afirmó el profesor antioqueño Tulio Eduardo Suárez, “en su colegio muchos no usaban los dispositivos, porque temían que los jóvenes los dañaran o que se perdieran”.

Desde luego, esta situación no se trata de un caso particular. A veces los computadores y las tabletas quedan bajo llave en los colegios por miedo a que los dañen, se los roben, o a que el uso libre de la información cuestione el rol de los maestros, según lo aseguró Fernando Bedoya. Sin embargo, es importante que los profesores sepan, según afirmaron Luna y Bedoya, que los dispositivos cuentan con garantías de tres años y con dispositivos para impedir los robos. Además, ambos afirmaron enfáticamente que los computadores y las tabletas nunca reemplazarán a los docentes. Precisamente por esto, los funcionarios invitaron a superar los temores, a apropiarse de la tecnología, para potencializar el aprendizaje, con soportes pedagógicos virtuales.

Sin embargo, no se trata de asegurar que la tecnología no entrañe peligros. Los profesores y los padres tienen que ser conscientes de las amenazas, para acompañar a los jóvenes y guiarlos cuando lo necesiten. Por lo tanto, es importante crear lazos de confianza y de reconocimiento, en los que el miedo por los riesgos no impida el acompañamiento. El objetivo es que el acoso y el matoneo virtual pueda ser prevenidos y atenuados, desde el entendimiento. Solo al conocer es posible “hacer un esfuerzo para prevenir el acoso y los delitos informáticos”, sostuvo Luna.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *